CAMILO Y LOS MITOS en el Teatro Mori Parque Arauco

CAMILO Y LOS MITOS en el Teatro Mori Parque AraucoEn Santiago de Chile, es una obra infantil que busca crear aprecio por las tradiciones de cada pueblo, de cada familia y de lo que vive cada país ya que los relatos y tradiciones son ricos en enseñanzas que ayudan a sobrellevar mejor la vida que nos ha tocado.

Esta propuesta propicia la lectura en los más chiquitos y a conocer la historia de sendos lugares en el país en el que vivimos, reafirmando la herencia cultural y el aprecio por la comunicación a través de la Palabra.

Produce La Patiperra; escribió y dirige: Juan Manuel Tapia Parra basado en el libro Choapa, leyenda de mi tierra de Claudio Araya Villalonga; interpretan, a través de muñecos con tamaño real: Juan Manuel Tapia Parra, María Antonia Iribarren, Yvy de los reyes, Claudio Riquelme, Luis Narváez y Daniel Cartes.

LE PRENOM ¿Ya elegiste el nombre? en el Teatro Mori Parque Arauco

LE PRENOM ¿Ya elegiste el nombre? en el Teatro Mori Parque AraucoEn Santiago de Chile y producida por Centro Mori, es una buena comedia de Matthieu Delaporte y Alexandre de la Patelliere en versión de Fernando Masllorens y Federico Gonzalez del Pino; dirige Pato Pimienta y es interpretada por un reconocido elenco: Iván Álvarez de Araya, Javiera Díaz de Valdés, Nicolás Saavedra, Blanca Lewin y Elvis Fuentes.

Se dan ciertas reacciones del público como si estuvieran viendo una telenovela; aún así, es excelente que elijan mirar teatro.

Se desarrolla alrededor de un nombre para el próximo por nacer, con las preferencias de cada uno -son infaltables los que “opinan” sobre lo que “debería ser”…

…y, es allí, cuando las discusiones y las desavenencias surgen porque ya resulta imposible guardarlas -reprimirlas- por más tiempo (por más años de tantos que se conocen entre sí: el chisme y el raje son habituales en esta humanidad, pero ninguno es positivo, y se escupen como una forma de agresión cuando uno se siente agredido… cuando uno se define según lo externo, que es, según lo que los demás hacen y dicen).

Entonces, la hipocresía y la ceguera-a-propósito se emanan durante cada segundo debido al estereotipo que tenemos sobre la Familia y los Amigos, en los que las bromas insensibles, las burlas y la ridiculización son aceptadas por venir de la “familia” y de los “amigos”, y en los que todo, a la larga, se “debe aceptar” por eso mismo, por ser familia y amistades.

Esta idea de Familia y Amigos son ideas pre-concebidas, de esas que nos hacen Creer en algo hasta que la Vida misma nos estruja en la cara lo que ES y no lo que creímos que era: “yo creía que…”, “yo siento que…”.

Por ello y más, esta comedia bien puesta intenta hacernos reflexionar sobre lo que consideramos Familia y Amistad, sobre lo que es la Tolerancia y sobre las injerencias -siempre ficticias- que todos creemos tener sobre los demás y que dejamos los demás tengan sobre nosotros (porque así nos estructuraron la mente).

A través de buenas risas por las excelentes interpretaciones, esta obra nos hace reflexionar sobre lo que producimos en la vida propia y sobre lo que queremos -realmente- para nosotros mismos a través de la formación de una familia y del buen cultivar de las amistades.

Además, nos da una pizca de Amor, el real, el que no ve apariencias ni número alguno.

Es una puesta ligera, bien realizada y producida, que deja una grata sensación de satisfacción por inducir a una profunda reflexión sobre uno mismo (que es donde empieza y donde termina todo); y por lo anterior cumple con una de las grandes misiones del buen teatro: crea reflexión sobre lo artificial de lo que creemos “debe” ser la Vida y nos motiva a cambiar por dentro para Vivir con Verdad en nuestros corazones.