Bajo la misma estrella (The fault in our stars, 2014)

Bajo la misma estrella (The fault in our stars)Tuve mis reparos en verla (fui porque a mi esposa le interesó)… y fue una buena decisión verla.

No se trata de una espesa y pegajosa adolescentada (estilo Crepúsculo) sino de un habitual drama sensible pero con una visión desenfadada que no desestima a las traumatizaciones producidas por el cáncer sino que trata de asimilarlas y entender la situación total buscando lograr tranquilidad interior (a un paso de la Paz Interior que tanto anhelamos… pero que poco nos esforzamos en lograr… escarbar, porque ya está dentro de nosotros, aunque parezca inalcanzable por el exceso de bulla interior).

Todo gira alrededor del cáncer y de las “preocupaciones” cotidianas que nos alejan de un estado de alegría permanente que nos ayudaría a llegar al estado mental llamado Felicidad, en esta vida.

Tener cáncer cambia la forma de Mirar por lo que cambia lo que hay dentro y, si elegimos el camino brillante -desarrollo espiritual- en vez de ir al lado oscuro -auto-conmisceración- entenderemos que la Vida, tal como se presenta, es bonita, vivible, disfrutable… siempre con sus altibajos que hacen que los momentos positivos sean mejores tal que se marque un ritmo en nuestros días y sepamos lidiar con todo lo que nos falta vivir para aprender lo que nos falta aprender (TODO lo que nos sucede tiene esa finalidad: aprender, por lo que debemos abrazar a todas las situaciones, especialmente a las enfermedades terminales y, cobrando importancia, aprender a Morir… que no es, sino, un paso más de la totalidad de la Vida ya que sin la muerte no podría manifestarse).

Cuando vivimos con Paz en nuestros corazones, los momentos “malos” dejan de tener fuerza y se diluyen, los momentos “buenos” se vuelven mejores y entendemos -lo más importante- que debemos IR con la vida en vez de oponernos a lo que nos disgusta; de esta forma, se desvela el significado de lo que creemos malo y entendemos que todo tiene una razón altiva (porque el azar no existe y porque el Universo es así, positivo, luminoso… el lado oscuro no existe, sólo es ausencia de Luz, de Amor).

Esta película nos motiva a disfrutar de cada minuto, a viajar, a Compartir y nos deja con muchos momentos emotivos y reflexivos a lo largo de sus más de 2h… aunque el cierre del autor del libro lo deja a la imaginación del lector -también en la película- sin redondear el buen tratamiento de la convalescencia y la manera en que los protagonistas enfrentan a sus dolores físicos y sufrimientos emocionales…

…pero entiendo que cada uno enfrenta a sus enfermedades y a sus miedos según el nivel de desarrollo espiritual que posea por lo que cada uno construye su final tal como cada uno construye su propia vida… y eso es lo importante porque nadie puede vivir la vida por uno mismo por lo que nadie debe dejar que otros elijan lo que uno vive ya que se levantará como endeble experiencia de vida… porque para eso estamos aquí:  para experimentar y extender lo aprendido a través del buen ejemplo, cuya mejor manifestación y legado a la humanidad es disfrutar de la vida propia sin buscar ser un “modelo a seguir”.