LÚDICUS en el Teatro Ricardo Blume

Ludicus 1Es un espectáculo teatralizado muy humano, cercano a los niños y gracioso para los adultos con buen corazón.  Hay risas por montones por las ocurrencias y buenas interacciones con el público.

Trata sobre la imaginación, sobre mirar al interior y encontrar lo que a cada uno motiva (en este caso, Ser payaso es lo obvio pero siempre debemos abstraer lo visto para reflexionar sobre la vida propia… esa es la altiva misión del buen teatro).

Dentro de cada uno hay un mundo por descubrir y, con seguridad, es mejor y más interesante que el que vemos a diario y creemos que es “la realidad”.

Ludicus 2La Tropa del Eclipse limpia nuestras energías individuales con música en vivo y nos regalan sus interpretaciones bien trabajadas (aunque afinaciones siempre serán requeridas porque así es el teatro… presencial, vívido, personal… pero creado para todos).

Es un espectáculo que cierra bien la semana -para comenzar otra buena semana- y que recarga la risa que tanto necesitamos en este presente apuradito que se cansó de pensar, de compartir y de reír.

Sus otras buenas propuestas en el 2014: Periplop y Circoloop.

¿DÓNDE ESTÁN LOS PAYASOS? en el Teatro Pirandello

¿DÓNDE ESTÁN LOS PAYASOS? en el Teatro PirandelloEs una obra entrañable, recordable, recomendable… escrita por César de María y dirigida por Marlene Banich.

Es la evolución -peruanizada- de Escuela de Payasos con el respectivo aumento en la calidad en la producción -simple y cuidada- y en las buenísimas interpretaciones de Patricia Portocarrero, Gisela Ponce de León, Oscar Beltrán, César Ritter, Joaquín de Orbegoso y Christian Ysla.

La sensibilidad humana está presente de inicio a fin porque, en casi todas las latitudes, los payasos se quitan las imposturas y estereotipos que nos inducen las mentes viejas -en falsa creencia- a llevar a la deriva por toda la vida.

El mensaje central redunda en la buena Compasión por los viejitos (pero aquella depurada que no se confunde con simplona y compensatoria “lastimería”) porque aquellos seres arrugados y solitarios se creyeron el cuento del envejecimiento y dejaron que sus mentes, también, envejezcan (cada uno crea su propia realidad y vive la vida que se ha diseñado para sí mismo y asumirlo así es tomar Responsabilidad Total sobre la vida que a uno le corresponde)… pero es tarea de todos crear reflexión (pensamiento profundo y corrección efectiva) dentro de uno mismo para Cambiar uno mismo y, con ello, cambiar a la humanidad a través del buen ejemplo.

Debemos sentir Compasión por los demás sin dejar de ser nosotros mismos, sin adoptar comportamientos estereotípicos ni compensar carencias propias utilizando a los que nos rodean.  Así, de lo bueno que sabemos que tenemos en nuestros corazones, contagiémoslo; de lo malo que sabemos que tenemos en nuestros corazones, diluyámoslo a través de buenos pensamientos, desinteresados actos y risas por montones.

Por eso las risas nos inundan con cada ocurrencia y mueca y payasada colorida, musicalizada, gritona… para toda la familia, para ir con amigos, para ir solo y acompañarse con estos payasos de corazón, sinceros al divertirse con la labor que les apasiona: el teatro.

Nos contagiaron -a mi esposa y a mí- con sus gestos ridiculosos y pudimos dormir como pocas veces, despertándonos deseando ver otra propuesta con la misma gracia, deseándoles más trabajo, retos, re-puestas y enviándoles un inmenso y fortísimo abrazo.

Sentarse en este teatro vale muchísimo y renuevan y recargan nuestras ganas de trabajar por una mejor humanidad.