SOBRE LOBOS en el Teatro Alianza Francesa

SOBRE LOBOSSon 2 horas en 2 actos dilatados, con demasiados silencios y entre-escenas y exceso de objetos en un intento por darle “realismo” (…esa es labor de los actores); la escenografía sí nos remite a una casa vieja y en total dejadez… pero todo lo primero no desmerece lo que intenta comunicar.

El título es el resumen de lo que se ve en la obra; tiene salidas graciosas, otras que recuerdan a la televisión popular para entretenimiento, y algunas que parecen de plazuela lejana y terrosa…

El tema tratado es dramático por sí mismo -violación sexual- pero se vuelve intenso debido a la fuerza que le imprime Gisela Ponce en la última parte donde se destapan mocos y brotan lágrimas por identificación emocional; durante el resto de la obra personifica a una persona traumatizada y auto-destructiva, una figura común en este presente (entre hombres y mujeres ultrajados).  Lilian Nieto pone un constante toque de gracia con criollada a la medida (sacarronchas para el distrito en donde se afinca a su personaje) y con desparpajo bien interpretado (hasta recuerda a Tongo en algunos momentos, lo que nos dice que el personaje está bien construido).  Gerardo García funciona como sutil e indefinido nexo con la idiosincracia de la gente que rodea a las protagonistas, a quienes ven de lejos -con asco- desde sus altas ventanas.

La discriminación se presenta (como en toda urbanización clasista e ideológicamente separatista); las torpes apariencias -dominantes, hoy- reciben una dura crítica.  Además, nos dice que la soledad impera entre los humanos quienes la compensan a través de cosas y de apegos al pasado.

Esta es una juntura de problemas redundantes a la mujer pero sobre los que toda la sociedad tiene responsabilidad (como debería ser en todo lo negativo: dejando de extenderlo, potenciando lo contrario en vez de desperdiciar energías para “combatirlo”, sabiendo dejar-ser y enseñar a quienes buscan aprender para ser mejores en una sociedad que sólo saber verse el ombligo).

Parece haber furia aún no cuajada desplazándose sin objetivo fijo (es una virtud saber dirigir nuestras energías, sean positivas o negativas); parece una catarsis violenta que  padeció constipación por demasiado tiempo (nunca hay que retener lo que nos molesta)…

…quedándonos con lo comunicado resulta en una reflexión interesante y que vale extender y recomendar (porque la cucufatería y la culiangostura brotan como edificios multifamiliares sin suficiente agua ni capacidad de desagüe lo que significa que la tierra -la ciudad- se secará y se intoxicará)… y en ese lugar no se puede vivir… como en la mente de la protagonista.

Curación y sanación son siempre necesarias en este presente convulsivo.

Fue escrita y dirigida por Mariana Silva; es parte de Sala de Parto 2014.

ESTE HIJO en el CC El Olivar

ESTE HIJO en el CC El OlivarDe Joel Pommerat son estas 10 escenas dirigidas -con brillo personal (como siempre)- por Alberto Isola; destacables son las interpretaciones de Alejandra Guerra y Carlos Mesta acompañados por Magali Bolívar, Sofía Rocha y Renato Rueda, gran elenco que en [aparente] simple puesta y extraordinaria obra incita (bueno para las mentes en auto-negación) a una profunda reflexión personal ya que casi toda la humanidad está graficada y algo de identificación podemos encontrar para conocer mejor a quienes tenemos al lado y, sobretodo, a nosotros mismos a través de la figura llamada Familia.

“Traer a alguien a este mundo es una gran responsabilidad” dicen pero se siguen reproduciendo en irresponsabilidad y, peor, dejando a los hijos “a la de dios porque son de la vida”.

Es cierto que los hijos Son de la Vida y no de los padres; es cierto que los padres tienen la Responsabilidad por los hijos hasta que se hacen con las herramientas para responsabilizarse de sí mismos (aunque sea en lo material… y que, lamentablemente, nos parece lo más importante).

Pero lo atroz de los cuentos ideales que nos machacan desde que nacemos es que casi ninguno tiene pizca de Verdad por estar tirados por el hilo de la conveniencia: demasiadas familias desarrollan psiques compensatorias que hunden a todos sus miembros mientras que otras utilizan a extraños para afianzarse en franco egoísmo materialista; se tienen hijos para manipularlos y convertirlos en la mesada de viejos; la lista sigue… y es como el ego (antítesis de la espiritualidad, la única que puede crear una Real Comunidad) contamina familias, ideales, conceptos, vidas enteras; y sucede con frecuencia porque los corazones de las familias ya no existen debido a que se partieron en interminables pedacitos llamados individualismo (ningún -ismo es bueno para corazón alguno).

Así, estas son escenas inconexas formalmente pero con el pegamento de sangre al que estamos acostumbrados porque así es nuestra estructura mental: nacimiento, familia, hijos, obligaciones, tiempo, responsabilidades, dinero, muertes… ni modo, así es, ya pues, qué se va a hacer, está bien, si tú lo dices… por lo que todos estamos presentes en esta obra con sendos personajes pero con sólo 5 actores y actrices de lo mejor que son respaldados por un experimentado equipo técnico.

Es una obra intensa (tal vez por la indignación suscitada debido a traumatizaciones de juventud europea… aunque en todo lugar encontramos similares) y una puesta elegante por donde se la mire.

El teatro peruano crece y crece sin parar, experimentando, aprendiendo y enseñando; el teatro es una muestra del nivel cultural de la población… por lo que el teatro debe seguir extendiendo sus brazos, sin parar, en nuestro país.

Produce Escena Contemporánea.